Abono_cesped

Abonos especiales para césped

fertimon

Fertimón rojo.
Fertimón calcio
Fertimón verde.
Aminoácidos.

Más información

Código: Abonos especiales para césped. Categoría: Etiquetas: , ,

Descripción del Producto

Los céspedes deben abonarse cada año para devolver al suelo el Nitrógeno, el Fósforo, el Potasio, el Magnesio, y los demás nutrientes que son extraídos por la hierba y que tras la siega se pierden.

Hay que decir sobre esto que existen máquinas segadoras recicladoras que trituran los restos y los devuelven al suelo en pequeñas partículas facilitando su descomposición y devolviendo de esta manera los minerales tomados.

Existe también un lavado producido por la lluvia y el riego, especialmente del Nitrógeno, que arrastra este nutriente a capas más profundas lejos del alcance de las raíces.

Del mismo modo que una persona necesita minerales y vitaminas para vivir, el césped natural también necesita nutrientes para su desarrollo.

De entre los nutrientes necesarios, el aire y el agua aportan hidrógeno, oxígeno y carbono en cantidades inagotables. Casi todos los suelos encierran abundancia de azufre, calcio, hierro y otros nutrientes esenciales. El calcio suele añadirse al suelo, pero su función primordial es reducir la acidez, no actuar como fertilizante en sentido estricto. El nitrógeno se halla presente en la atmósfera en cantidades enormes, pero las plantas no pueden utilizarlo de esta forma; ciertas bacterias proporcionan a las plantas el nitrógeno necesario, que toman del aire y lo transforman mediante una serie de reacciones llamadas “de fijación de nitrógeno”. Los tres elementos que deben contener casi todos los fertilizantes son nitrógeno, fósforo y potasio. En ocasiones, es preciso añadir a éstos pequeñas cantidades de algunos otros, entre ellos boro, cobre y manganeso.