Bajo el lema “En defensa del campo: ayudas directas por la helada ya” más de 2.000 personas participaron esta mañana en Ourense en una manifestación para denunciar lo que consideran “abandono y pasividad” de la Xunta ante los grabes daños provocados por las heladas en el viñedo, en los castaños o en el cereal de primavera.
Estos daños dejaron sin cosecha de uva y de castaña a muchos productores, la inmensa mayoría sin cobertura de seguros, lo que los aboca a una situación económica crítica, al quedar este año prácticamente sin ingresos.
En este sentido, los manifestantes, llegados de toda la provincia de Ourense y también de la Ribeira Sacra lucense, reclamaron ayudas directas, como las establecidas por la Consellería de Medio Rural para el sector lácteo o para los viticultores de la Ribeira Sacra el pasado verano, así como la condonación de los pagos a la Seguridad Social, como medidas imprescindibles para evitar que muchos productores se vean obligados a abandonar la actividad agraria.
De momento, la Xunta de Galicia sólo accede a conceder créditos con bajo tipo de interés o ayudas para la replantación de viñedo, unas medidas que los viticultores o productores de castaña consideran insuficientes e ineficaces.
La marcha, convocada por organizaciones agrarias y asociaciones de productores, partió pasadas las 11 horas de Os Remedios y discurrió por las calles de Ourense hasta finalizar ante de la Delegación de la Xunta en la capital ourensana, donde se dio lectura a un manifiesto.
Reclaman ayudas directas, como las establecidas para el lácteo, y la condonación de las cuotas a la Seguridad Social
Una joven viticultora de Beade, en O Ribeiro, dio lectura a las reclamaciones de los productores que pasan por:
-Que la Xunta de Galicia abra un registro de afectados por las heladas, así como de la superficie dañada, a través de las Oficinas Agrarias Comarcales.
-Siguiendo el precedente de las ayudas de la Consellería para los daños del granizo en la Ribeira Sacra el pasado año, puesta en marcha con urgencia de una línea de ayudas directas por superficie afectada por las heladas, para sufragar en parte los trabajos de recuperación y mantenimiento de los viñedos afectados.
-Condonación en las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos durante un período no inferior a 6 meses, así como que se solicite al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la puesta en marcha de una rebaja aplicable en el IRPF.
-Que la Xunta de Galicia, a través del IGAPE, ponga a disposición de los afectados una línea de créditos, sin costes de tramitación y a interés cero, que permitan paliar la pérdida de ingresos y las necesidades de liquidez. También que para los cosecheros y viticultores y agricultores que tengan préstamos con entidades bancarias, que se negocie una moratoria en la devolución de los mismos.
-Que la Xunta de Galicia trabaje en una mesa de negociación con el sector y con las compañías aseguradoras para hacer posible la existencia de una oferta de seguros adaptada y eficaz para las producciones vitícolas de Galicia.

Vía: http://www.campogalego.com/es/