Las comarcas con más ganadería, tanto de leche como de vacuno, son, en general, las que tienen una población menos envejecida y las que menos habitantes pierden del rural gallego. Así se desprende de cruzar los datos de envejecimiento de la población en el año 2015, del Instituto Gallego de Estadística (Ige) y del Instituto Nacional de Estadística (Ine), con los datos de explotaciones de ganado vacuno por ayuntamientos de la Consellería de Medio Rural, los últimos disponibles del año 2007.
Así, y tal como se pone de manifiesto en el mapa inferior, los ayuntamientos rurales con mayor envejecimiento de la población son los de la provincia de Ourense, O Courel y Sureste de Lugo, coincidiendo con las zonas con menor número de ganaderías de vacuno, tanto de carne como de leche. Por el contrario, y quitada la excepción de las zonas periurbanas, los ayuntamientos rurales de las comarcas más ganaderas -Deza, Lugo Centro, Terra Chá, Arzúa, Xallas, Barcala u Ordes- son los más gente joven mantienen en medio rural.
mapa_avellentamento_gando
30 comarcas tendrán tres veces más mayores de 65 años que menores de 20 en el 2031
Las proyecciones poblacionales para los próximos años publicadas por el INE y el IGE en las últimas semanas, y de las que se hace eco el periódico digital Praza Pública, confirman que las personas mayores de 55 años serán la mitad de la población gallega en 2031, un envejecimiento provocado por la baja natalidad y por la falta de oportunidades de empleo. Dentro del rural, las perspectivas menos malas son de nuevo para las comarcas con alta actividad ganadera, especialmente la vinculada al vacuno de leche.
El envejecimiento y la pérdida poblacional afectará a toda Galicia, pero más aún a las comarcas que ya están sufriendo esa circunstancia en la actualidad. En 2015 había ya cinco comarcas (Terra de Caldelas, Baixa Limia, A Fonsagrada, Os Ancares y Quiroga) en las que el índice de envejecimiento (la proporción entre población mayor de 65 y menor de 20) era superior a 500. Es decir, en estas comarcas hay ya 5 veces más habitantes de más de 65 años que menores de 20. Y en otras 11 comarcas hay entre 3 y 5 veces más mayores de 65. Atendiendo a las proyecciones, en el 2031 en 30 de las 53 comarcas gallegas registrarán por lo menos esa proporción de más del triple de mayores de 65 que menores de 20.
En paralelo, según las proyecciones de INE e IGE, descenderá la población de prácticamente todas las comarcas. La población total de Galicia caería por debajo de los dos millones y medio, con una reducción de 244 mil habitantes (un 9% del total) y sólo dos comarcas (Santiago y A Coruña) verían incrementada ligeramente su población. El resto sufriría descensos, que en algunos casos serán muy destacables: 16 comarcas perderán -según esta proyección- más del 20% de sus habitantes, encabezadas por Terra de Celanova, A Fonsagrada, Baixa Limia y Terra de Caldelas.
INE e IGE prevén caídas notables incluso para comarcas urbanas como Ferrol (-14%) o para territorios como O Ribeiro (-25%), Terra de Melide (-20%), Noia (-16%), Deza (-16%), Bergantiños (-15%) o Terra de Lemos (-14%).